El Diseño ha muerto, VIVA EL DISEÑO

En este libro, su autor, Gonzalo Castillo, profundiza en la transformación que ha experimentado la disciplina del diseño en las últimas décadas con el objetivo de ofrecer una visión actualizada de las ventajas y oportunidades que puede ofrecer.

El diseño se ha consolidado como una herramienta clave a la hora de afrontar cualquier proceso de innovación o desarrollar nuevos productos, pero también como generador de nuevas experiencias: Un buen diseño puede contribuir en la creación de mejores experiencias y aportar beneficios tanto a empresas y organizaciones como a los propios consumidores o usuarios finales.

«El diseño y el diseñador de este nuevo siglo se están desplazando transversalmente para converger con distintas disciplinas, buscando y, sobre todo, creando sentido desde la empatía como competencia profesional, transformándose en una gran fuerza para la innovación centrada en las personas».

Escribe tu comentario